Filippo Grandi, Jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR),

Investigador UCSH es invitado a exponer ante Alto Comisionado de ONU sobre situación migratoria en Chile

Con el fin de conocer la situación de los venezolanos en Chile, tras la masiva migración que se ha vivido en la región resultado de la crisis política y humanitaria de ese país, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, visitó por primera vez nuestro país.

El Jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), se reunió en primera instancia con el Ministro de RR.EE. Teodoro Ribera y con el Subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, para posteriormente mantener un encuentro con organizaciones como el Servicio Jesuita Migrantes y académicos destacados en materia de migración dentro de los que estaba, el Investigador del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Juventud, Dr. Luis Eduardo Thayer.

En la oportunidad, Thayer presentó una breve exposición con cinco puntos a modo de propuesta que incluyen: la definición de una política de refugio, el fortalecimiento de las capacidades públicas para evaluar las solicitudes de refugio dentro de plazos razonables, la supresión de la visa de responsabilidad democrática que está siendo utilizada como sustituta de la visa de refugio, pero desconociendo los estándares internacionales de DD.HH., la corrección de situaciones de arbitrariedad que se están dando tanto en la frontera como al interior del país y por último, “que entendamos que la política de refugio debe dialogar con la política migratoria puesto que ambos instrumentos tienen impacto en el otro” señaló el académico.

Asimismo agregó que “si bien Chile cuenta con una ley de refugio que cumple los estándares internacionales en materia de DDHH, está en deuda respecto de una política de refugio que esté a esa altura y particularmente en los últimos años se han generado situaciones que son necesarias de revisar por parte del Estado y es recomendable que el ACNUR las subraye”.

Cabe destacar que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados es el organismo de las Naciones Unidas encargado de proteger a los refugiados y desplazados por persecuciones o conflictos, y promover soluciones duraderas a su situación, mediante el reasentamiento voluntario en su país de origen o en el de acogida.