Innovación social en la UCSH: Tradición y visión transformadora desde la mirada del Rector Jofré

Rector 980x470

Históricamente, nuestra Universidad ha crecido desarrollando una mirada fuertemente orientada hacia la innovación social. En su formación como entidad educativa, el Cardenal Raúl Silva Henríquez la ideó como un proyecto que ayudara a quienes más lo necesitaban, a través del trabajo y de habilidades de profesionales de distintas disciplinas, en el complejo escenario social, económico y cultural que se vivía en Chile en 1982. Durante los años que siguieron, este mandato ha sido la matriz rectora de nuestro quehacer, buscando mejorar las oportunidades para los más desfavorecidos, desde una perspectiva creativa y acorde a las realidades de nuestros y nuestras estudiantes.

Hoy, con la experiencia acumulada y en el contexto de la actual contingencia sanitaria que vive nuestro país y el mundo, que nos obliga a repensar y reforzar nuestros modos de impactar positivamente en nuestro entorno social, nuestra Universidad se encuentra en el proceso de integrar la innovación social como un valor y una práctica clave en el ecosistema universitario. A raíz de ello, el Dr. Galvarino Jofré Araya, Rector de la UCSH, se refiere a cómo la innovación se puede convertir en una herramienta clave para la sociedad en contextos adversos, y sobre cuál es la importancia del involucramiento de la comunidad universitaria en este proceso.

“La exploración de la innovación social que queremos impulsar en la Universidad es pertinente para avanzar en aquello que el Cardenal buscó, para poder impactar y favorecer el desarrollo de las personas que menos posibilidades tienen. Hoy debemos mirar el contexto en el que estamos, donde hay brechas no menores, que se pueden reducir a través de un trabajo conjunto entre el mundo de la academia y las personas que viven en situaciones de vulnerabilidad”, comenta la autoridad, agregando que “el crecimiento que hemos tenido como institución de educación superior a través de los años da cuenta de que desde nuestra conformación hemos puesto nuestro conocimiento a disposición de las situaciones que aquejan a las personas. Por ello, hoy estamos en el momento de situar a la innovación social como eje de aplicación de nuestros conocimientos”, precisa.

Actualmente la innovación social se presenta como una oportunidad, en la trayectoria de las personas que interactúan en el espacio universitario, para trabajar en problemáticas complejas que se han visibilizado gracias a la pandemia. En ese marco, “la idea de implementar la innovación social es que nosotros podamos contribuir al abordaje de situaciones complejas que se presentan en nuestra sociedad, y en conjunto con ella, poder responder de manera más potente”, puntualiza el Dr. Jofré. Asimismo, indica que este proceso no se podría llevar a cabo sin la comunidad de alto valor humano que sostiene nuestra casa de estudios. Una comunidad universitaria comprometida con el bien común.

“Una característica de la innovación social es que es teórica y práctica. Creo que ese es el aporte que tiene. Una idea puede surgir desde la Universidad, porque tiene a las personas competentes para poder visualizar el contexto e ir proyectando su implementación junto a las personas que viven en situación de vulnerabilidad” estima el Rector. En este sentido, enfatiza que “este espíritu de comunidad es indispensable para crear espacios de interacción entre los distintos grupos que componen nuestra comunidad universitaria e instalar un dispositivo para el desarrollo de iniciativas que utilicen a la innovación social como herramienta”.

Para lograr contribuir al desarrollo social, el principal desafío es comunicarse con quienes experimentan las problemáticas. Por ello, el Rector Galvarino Jofré destaca que los académicos con fuertes intereses sociales son una figura fundamental para lograr esta tarea. “Si hablamos de inequidad en nuestro país, cuestionémosla, pero desde la academia, a fin de aportar, para visualizar la manera de disminuir e idealmente eliminar las inequidades que observamos en nuestra sociedad. Ahora, si a eso le agregamos el constatar la situación y comprometernos con las personas que son parte de esa experiencia, entonces cambiamos el sistema”, declara.

Por esta razón, la autoridad resalta en que la innovación social como herramienta traerá múltiples beneficios a los estudiantes de nuestra universidad, pero sobre todo a los espacios en donde nuestros profesionales se inserten, pues “si ellos se abren a visualizar el medio, a entrar en contacto con las personas, a buscar soluciones y avanzar en conjunto para un bien común, será un logro. Si formamos a nuestros profesionales bajo esta dinámica, cambiamos el entorno y contribuimos al cambio de la sociedad. Los egresados de la UCSH tendrán un sello: el de pensar no solo en el bien personal, sino en un bien común”.

Sueño con tener un espacio donde podamos encontrarnos y generar propuestas que tiendan a mejorar nuestra sociedad. Estamos contribuyendo a la formación de profesionales, investigando y vinculándonos con el medio, desde las diversas disciplinas que se congregan en nuestra universidad. Es desde esta interdisciplinariedad que estamos llamados a generar propuestas que ayuden a reducir las brechas presentes en nuestra sociedad”, señala el Rector.

La autoridad indica que “debemos incentivar a nuestros estudiantes a percibir que no se les está preparando para que le respondan a un académico, sino que se les prepara para desafíos cada vez más complejos que requieren ser analizados con una mirada amplia, que ponga el conocimiento al servicio de las necesidades sociales”, amplía nuestro Rector.

Para integrar la innovación como herramienta facilitadora para enfrentar los desafíos que vive actualmente la sociedad a nivel local y global, el Rector hace un llamado a académicos, estudiantes y funcionarios a movilizarse, para visualizar y trabajar por aquello que requiere la sociedad, por medio del diálogo y del intercambio de ideas: “Como comunidad UCSH tenemos que hacernos conscientes de los orígenes de nuestra institución y atrevernos a mirar nuestra realidad con valentía, para hacer propuestas de innovación que tiendan al servicio de quienes más lo requieren en el día de hoy”.